23 de marzo de 2015

Telefónica triplicará la velocidad a sus clientes de Internet antes del verano

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com

+0034 981 522 788



   
Telefónica

Logotipo de Telefónica. / R. V. (EFE)

  • Migrará a fibra a los usuarios de ADSL automáticamente.

Ramón Muñoz Madrid 23 MAR 2015 - 00:01 CET

Telefónica sabe que su ventaja competitiva frente a los rivales pasa por ofrecer una conexión de banda ancha fija con la calidad necesaria para soportar los nuevos servicios como el vídeo o su televisión de pago (Movistar TV). Por eso, está dispuesta a llevar a cabo una revolución comercial: antes del verano triplicará de golpe la velocidad de toda su oferta de conexión fija a Internet, tanto de ADSL como de fibra.

Además, este movimiento irá acompañado de un compromiso comercial de la operadora aún más novedoso, ya que migrará a todos sus clientes de ADSL a fibra óptica sin coste alguno, en cuanto esta nueva red esté disponible en las localidades respectivas, según ha podido saber EL PAÍS en fuentes conocedoras de la operación.

Actualmente, la red de fibra de Telefónica pasa por 10,3 millones de hogares, y se ampliará este año a otros 3,6 millones de viviendas.

De esta forma, los actuales clientes de fibra hasta el hogar de Telefónica de 100 megabits por segundo (Mbps) pasarán a disfrutar de una velocidad de bajada de 300 Mbps. La medida llevará también aparejada el aumento de la velocidad de subida de 10 a 30 Mbps. De esta forma, se convertirá en la oferta comercial de banda ancha más rápida del mercado residencial, ya que sus competidores —Vodafone/Ono, Jazztel y Orange— actualmente solo disponen de ofertas de 200 Mbps (en el segmento empresarial Ono comercializa 500 Mb).

Los nuevos servicios se aplicarán tanto a los clientes de fibra de 100 megas que dispongan de un paquete de servicios de Movistar Fusión como a los que no tienen contratada la oferta integrada de Movistar.

No solo los clientes de Fibra 100 (el mejor producto actual de la operadora) verán mejoradas las prestaciones de velocidad. También los usuarios que tengan 10 megas en fibra triplicarán la velocidad de bajada, para pasar a tener 30 megas. La subida de datos, para estos clientes, pasará de 1 a 3 megas

Además, los clientes de Movistar Fusión que tengan contratado el ADSL de 10 megas verán triplicada su velocidad o, en su caso, navegar siempre a la mayor velocidad que les proporcione su conexión. Movistar irá migrando a las nuevas velocidades a todos sus clientes sin que tengan que solicitarlo, aunque les comunicará por carta las nuevas condiciones. La renovación de equipos será gratuita pero la mayor velocidad acompañada de nuevos servicios tendrá un coste de no más de cinco euros al mes.

Este maremoto comercial se produce justo en plena carrera de los operadores por hacerse un hueco en la banda ancha ultrarrápida, y que ha llevado a operaciones de consolidación como la compra de Ono por Vodafone y la de Jazztel por Orange. La fibra óptica es el servicio de telecomunicaciones que más crece. Las líneas que más crecieron el año pasado fueron las de fibra hasta el hogar (FTTH), que superaron el millón y medio (1.563.036), casi triplicando las que había un año antes, con un crecimiento interanual del 154,1. La ventaja de Telefónica en este campo es considerable, ya que posee 1,3 millones de clientes, más del 90% del total a cierre de 2014.

Las dos medidas afectarán a millones de clientes de Telefónica. Solo Movistar Fusión, el paquete integrado de servicios de fijo, móvil e Internet (y televisión) contaba a finales de año con un parque de 3,7 millones de clientes, de los que el 22% tienen contratada fibra, y de estos últimos más de un millón a velocidad de 100 megas.

La otra palanca de crecimiento de Telefónica España es la televisión. Movistar TV ya cuenta con 1,9 millones de abonados, triplicando los que tenía hace un año. Pero la operadora quiere extender la televisión de pago a todos sus clientes de banda ancha (5,9 millones en total), incluyendo los de ADSL. De ahí el empeño de la compañía que preside Luis Miguel Gilpérez en ampliar las velocidades de este tipo de conexión necesarias para soportar los servicios audiovisuales, en los que está realizando grandes inversiones, incluyendo la compra de derechos deportivos.

FUENTE: El País.

FORMACIÓN RELACIONADA:

12 de marzo de 2015

España, el país desarrollado con la Internet móvil más lenta

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com

+0034 981 522 788






Las mediciones se realizaron con la 'app' Netradar, instalada en más de 200.000 móviles, que registra parámetros como la velocidad o la latencia. / Netradar/Aalto University

  • Los países nórdicos y del este de Asia disfrutan de velocidades reales hasta cinco veces más rápidas, según un estudio con cinco millones de mediciones en todo el mundo

Miguel Ángel Criado 11 MAR 2015 - 08:59 CET

Aunque la inmensa mayoría de los españoles tienen un teléfono móvil y pagan por un acceso a Internet móvil de banda ancha, la velocidad real de su conexión es la peor de entre los países desarrollados. Un estudio global con cinco millones de mediciones muestra que los países nórdicos y varios del este de Asia disfrutan de velocidades que doblan y, en algún caso, quintuplican, la media de la existente en España.

Los grandes datos parecían buenos. 2014 acabó con un parque de líneas móviles de más de 50 millones, según el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Hace tiempo que dejó de ser noticia que haya más teléfonos que personas en España. Además, casi el 75% de los españoles tenían a mediados del año pasado una conexión de banda ancha móvil, cifra que ha debido mejorar en este tiempo. En los últimos meses, las compañías de telecomunicaciones no han dejado de publicitar sus redes 4G, hasta 10 veces más rápidas que el 3G.

Pero ¿cuál es la calidad real de esa banda ancha móvil? La velocidad media de la conexión móvil en España es de 4,6 megabits por segundo (Mbps), según un análisis realizado con una muestra de más de 200.000 usuarios en todo el mundo por expertos de la Universidad Aalto de Finlandia y la Internet Society. La cifra por sí sola apenas dice nada. Pero, si se la compara con las obtenidas en el resto de países, se entiende mejor: los ciudadanos de otras 29 naciones disfrutan de mayores velocidades que los españoles.

Entre los 10 primeros países con mejor conexión móvil (siempre en sentido descarga) aparecen, casi sin excepción, los que ya disfrutan del mejor acceso a Internet fijo. En la lista, encabezada por Dinamarca con unos envidiables 22,3 Mbps, están el resto de países nórdicos, Suiza y Bélgica. Además de Canadá, completan el grupo las naciones asiáticas más avanzadas, como Singapur (segundo de la clasificación), Corea o Japón. Todas ellas doblan al menos la velocidad en España.

"Varios factores explican porqué los usuarios de móviles logran diferentes velocidades en los distintos países", dice el ingeniero electrónico y coautor del estudio, el profesor de la Universidad Aalto, Jukka Manner. Entre esos factores puede estar desde el modelo de móvil hasta el plan de datos contratado. Pero lo que más influye es, según este experto en redes, "la congestión en la red, que haya pocas estaciones base cubriendo áreas muy pobladas, o la disponibilidad de la red, cuántas estaciones base hay a tu alrededor a las que te puedes conectar".

Manner, que participa en la elaboración de los estándares de redes desde 1999, no sabe de la realidad española ni la política de despliegue de las operadoras españolas. Él solo conoce los datos que arroja Netradar, la aplicación para móviles que creó junto a su equipo para medir la velocidad real de la conexión. Una vez instalada, permite al usuario saber que velocidad media y máxima obtiene con su conexión, a qué tipo de redes se conecta o la cobertura disponible en su zona geográfica. También, y de forma anónima y agregada, envía los resultados al laboratorio de Manner.

Otro elemento que mide Netradar es la latencia, un aspecto clave en el rendimiento de una conexión y que expresa el retardo en el envío/recepción de un paquete de datos. En el caso español, una serie de bits enviados desde un móvil hasta los servidores usados en el estudio tardaba de media 254 milisegundos (ms). No parece mucho retraso, pero "esto es lo más importante para los servicios interactivos, como Voz sobre IP o las comunicaciones bidireccionales por vídeo", recuerda Manner. Para hacerse una idea, la latencia media en Suiza es de 119 ms y la de Irán de casi un segundo.

Buceando para EL PAÍS entre los resultados obtenidos por la aplicación, Manner también ofrece los datos desagregados por tecnología de radio (en particular 4G) de España y, para comparar, Finlandia. Netradar muestra que durante 2014, el porcentaje de conexiones de cuarta generación en España fue del 10% del total, por debajo de la media mundial. Sin embargo, y con datos de hasta ayer mismo, las conexiones 4G ya suponen el 22% en lo que va de año. La cifra dobla la del ejercicio anterior pero aún está muy lejos de la cobertura 4G que dicen ofrecer los operadores y que alcanzaría al 70% de la población española. Aquí hay que tener en cuenta que no todos los móviles son todavía compatibles con esta tecnología. 

Cuanto más verde, mayor velocidad de la conexión móvil. El mapa se basa en la geolocalización de los usuarios de Netradar. / Netradar/Aalto University

El 4G, sin embargo, no asegura un mejor puesto a España en la clasificación. La velocidad media de la conexión de los españoles con esta tecnología fue, en 2014, de 17,6 Mbps. Es cuatro veces más que la media de toda la banda ancha móvil española, pero aún lejos de los 29,4 Mbps de Finlandia, por ejemplo. Y es que esto de la conexión a Internet no es una foto fija. Cuando uno cree haber llegado a donde estaban los otros, éstos ya se han vuelto a adelantar.

Los resultados para España se basan en una muestra de 6.324 usuarios de Netradar, cifra que podría no ser representativa. "Por supuesto, cuantos más mejor, pero incluso con estas muestras, se representa bastante bien la escala nacional", asegura un Manner que invita a todo el mundo a instalarse su aplicación para comprobar cómo de buena es su conexión y, de paso, afinar los resultados para el año que viene.

FUENTE: El País.
FORMACIÓN RELACIONADA: 

27 de febrero de 2015

EE UU blinda la neutralidad en la Red

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com

+0034 981 522 788





El presidente de la FCC, Tom Wheeler, este jueves. / YURI GRIPAS (REUTERS)

  • La FCC aprueba las medidas más sólidas para proteger la igualdad de todos los usuarios

Cristina F. Pereda Washington 26 FEB 2015 - 19:28 CET

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos brindó hoy una importante victoria a la Administración Obama y los defensores del principio de igualdad entre todos los usuarios de Internet. En una votación esperada desde hace varios años, una mayoría de tres comisarios contra dos decidieron regular a favor de la norma conocida como “neutralidad en la Red”.

La pugna entre las empresas surgidas en las dos últimas décadas y las gigantescas compañías proveedoras de acceso a Internet suscitó una de las mayores campañas para decidir el futuro de la Red. El pasado mes de noviembre el presidente Obama se pronunció públicamente en defensa de la decisión que ha tomado finalmente la FCC. El organismo, desbordado por el debate en la calle y en Internet, recibió casi cuatro millones de cartas de ciudadanos postulándose a favor y en contra de la normativa.

La FCC, una comisión independiente del Gobierno de EE UU y que está encargada de regular la industria de las telecomunicaciones, ha accedido finalmente a clasificar el acceso a la red como un “bien público”. Hasta ahora estaba considerado un servicio de información, por lo que el organismo carecía de competencia para obligar a las compañías a tratar cada una de las conexiones de los ciudadanos con el mismo principio de igualdad que rige las llamadas de teléfono, para las que no se puede ofrecer un trato prioritario.

La nueva clasificación de las conexiones a Internet supone que ningún usuario ni empresa podrá pagar ni cobrar para recibir un trato prioritario, descargando datos a mayor velocidad o discriminando en contra de contenidos de la competencia. El “Internet de dos velocidades”, como se había calificado esta posibilidad, ha sido derrotado.

“La garantía de la neutralidad en la red consiste en preservar la competitividad darwiniana entre todos los posibles usos de Internet de manera que sobrevivan los mejores”, escribió Tim Wu, el profesor de la Universidad de Columbia que acuñó el concepto hace más de una década. Entonces, Wu ya advirtió que el principio que ha garantizado el florecimiento de toda una industria basada en la Red sería también uno de los más difíciles de proteger.

Las empresas proveedoras de acceso a Internet, responsables en muchos casos de la inversión económica y tecnológica para mejorar y acelerar las conexiones, defienden que parte del coste que asumen debería ser trasladado también a los usuarios. Este sector, formado por las compañías de televisión y telefonía como AT&T, Comcast o Verizon, está en contra de la neutralidad y de la clasificación de Internet como un bien público.

En el bando contrario se encuentra desde el presidente Obama hasta organizaciones en defensa de los derechos civiles y empresas surgidas en la era digital como Twitter, Tumblr, Amazon, Yahoo! Netflix o Etsy. Defienden que sin el principio que defiende la igualdad de todos los usuarios y que garantiza que ningún creador debe pedir permiso antes de comercializar un nuevo producto digital, no conoceríamos ninguno de estos servicios que han revolucionado desde nuestra manera de adquirir productos hasta el consumo de información y cultura.

El poder económico del primer bando, capaz de liderar las más poderosas campañas de lobbying para lograr legislación a su favor en el Congreso, se ha visto desbordada por iniciativas ciudadanas en Internet. Millones de usuarios respondieron a la llamada de pequeñas compañías que vieron como un caso judicial entre Verizon y la FCC amenazaba el contexto en el que funciona la Red en la actualidad. La Comisión perdió en los tribunales su autoridad para decir a la empresa proveedora de cable e Internet que no podía discriminar contra algunos clientes, una derrota que abrió el debate cerrado este viernes y que apuntala la igualdad en Internet.

Republicanos y demócratas han seguido de cerca las negociaciones en los despachos de la FCC y a partir de ahora podrían regular el principio de neutralidad por la vía legislativa. Mientras que los demócratas han decidido esperar la decisión de la Comisión, los republicanos -defensores de un Internet de dos velocidades, como los grandes proveedores- podrían aprovechar su nueva mayoría en las dos Cámaras para desafiar la nueva normativa y alargar aún más el debate más intenso desde la creación de la Red por Tim Berners-Lee.
FUENTE: El País.
FORMACIÓN RELACIONADA: