2 de septiembre de 2014

Tu puesto coworking en Campus Stellae, por solo 100 € /mes.

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com
+0034 981 522 788



¿Busca un espacio de trabajo que optimice sus costes? Únete a una nueva manera de trabajar.

Tu puesto co-working en Campus Stellae, por solo 100 € /mes.

Incluye:

  • Internet 100 megas fibra óptica.
  • Dos secretarías.
  • Gabinete de prensa.
  • Asesoramiento redes sociales.
  • Sala de juntas con balcones a la Plaza de la Quintana!.
  • Sin más gastos, todo incluido: limpieza, suministros de luz, calefacción, agua...
  • Pero sobre todo....el apoyo de un equipo con ganas de colaborar.
  • Descuentos en las tres salas multiusos, para exponer, celebrar, invitar, reunirse...

Ven a formar parte de Co-Working Santiago!!

Contacte con nuestra oficina y le asesoramos con todos los detalles.
Para más información: co-working@campus-stellae.com
Teléfono: 981 522 788

26 de agosto de 2014

SECRET, ENTRE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y EL INSULTO

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com

+0034 981 522 788





Chrys Bader, cofundador de Secret. / R.J.C.

  • La aplicación de mensajes anónimos ha sido prohibida en Brasil

Rosa Jiménez Cano. San Francisco

“Di lo que piensas. Sé tú mismo”. Así arranca la presentación de Secret. Como enviar un mensaje en una botella en medio del mar, la aplicación invita a compartir comentarios y sensaciones de manera anónima. No debería causar más revuelo si no fuese por algunos de los ingredientes que han añadido, el factor social. Para empezar, se añaden los amigos de Facebook o de la agenda del móvil, ya sea a través del número, como en WhatsApp, o con las direcciones de correo. La difusión depende de la propia comunidad, los mensajes con más comentarios tienen más visibilidad.

Un primer rastreo deja claro que los problemas laborales se canalizan a través del móvil: “Me han echado del trabajo por pasar demasiado tiempo en Facebook”, “Dicen que Google es maravilloso pero no pienso pasar un día más ahí”. Son algunos ejemplos, se podría seguir y presentar muchísimos de dudoso gusto.

Chrys Bader (Boston, 1983) se siente como un crío con una granja de hormigas. No para de mirar cómo cada día cambia, a gran velocidad, su invento. En noviembre de 2013, David Byttow (consejero delegado) y él, como director técnico, se pusieron a darle forma a una aplicación para compartir secretos.

En enero salió la primera versión. La estructura era clara: dos columnas, la primera para amigos y amigos de amigos, la segunda para los secretos con más éxito en los que se incluye la localización. Un sistema de notificaciones y ausencia de nombres de perfil. Tan solo se identifica a los que participan con un icono que es diferente en cada conversación.

Los fundadores se conocían de Google. Bader llegó cuando compraron su empresa anterior. Byttow ya estaba en Google+, su enésimo intento por hacerse un hueco en las redes sociales.

La verdadera explosión de Secret llegó a partir del 21 de mayo, cuando lanzaron la versión para Android y se pudo descargar más allá de EE UU. Bader se niega a desvelar la cantidad de usuarios registrados, pero basta darse una vuelta por las tiendas de aplicaciones móviles para corroborar el éxito. Es número uno en Israel y Brasil. En EE UU está entre las 10 más descargadas.

En SOMA, el barrio donde proliferan las startups, Secret crece en un edificio viejo, una nave en la que solo son 20 trabajadores. Sorprende. Más si se mira de dónde vienen: Square, Twitter, Facebook y Google. No es sencillo convencer a alguien para que deje su empresa, pero contar con 35 millones de dólares de inversión puede ser un motivo de peso para abrir la puerta a la tentación.

¿Cuánto secreto es Secret? Aseguran que la localización solo se toma como referencia, a los amigos no les aparece desde dónde se envió algo. El problema estriba en qué sucedería si se consiguiera hackear esta información o, sin ser deliberado, que por error se difundiera.

La aplicación, prohibida en Brasil

Llama la atención que los países con más actividad sean Rusia, Israel y China. “Este último caso es muy especial. En cuanto alcanzamos la primera posición en descargas comenzaron a aparecer clones que copiaban nuestro sistema. Son muy agresivos, con copias casi exactas. Hemos tenido que abrir oficina allí”. Brasil merece capítulo aparte, donde acaba de ser prohibida. El directivo sostiene que no saben qué sucedió entre los días 6 y 8 de agosto pero registraron varios millones de nuevos registros.

A pesar de estos clones, Bader se niega a hablar de la competencia, de Whisper. Dice que prefiere hacer su camino y no considera que sea comparable la forma de compartir y la gestión posterior del contenido. En la portada de su web se pueden explorar etiquetas: “Divertido”, “Comida”, “Salir” y “Gaza” son las que lideran en agosto. Se editan a mano, lo asumen como labor editorial. Que se incluya Gaza no es casual. “Sabemos que muchos no se atreven a dar su opinión en Facebook por miedo a represalias. Tampoco a poner algo grave que suceda en su empresa. En ambos casos puede ser contenido relevante que de otra manera no saldría a la luz”, subraya.

Sin embargo, es difícil encontrar la justificación a muchos de los insultos y provocaciones. “No es nuestra intención. Si se insulta a alguien, se avisa y desaparece. Ahora, si alguien dice ‘Obama es un incompetente’, ahí se queda. Es una opinión sobre una persona pública”, sostiene sin dejar espacio a la duda.

Queda la sensación de que impera la banalidad, mensajes de índole sexual y las críticas personales: “Al principio, se usa para ponerlo a prueba, con mensajes sin fondo, solo provocaciones. Después de esta fase comienza un uso más racional. Queremos llegar donde no lo hacen ni Facebook, ni Snapchat, al pensamiento interior de cada cual, a la confesión”, insiste.

No se consideran una red social, sino que se siente más cómodo dentro de la categoría de mensajería. En todo caso, cada secreto se puede compartir en Facebook, Twitter, WhatsApp o correo, forman parte de la maquinaría de difusión.

Con Secret las dudas se agolpan. ¿Quién se encarga de las peticiones de borrado de contenido? “Tenemos un equipo de moderación externalizado”, explica. Siguiente duda: ¿Quién pone las normas? “Nos atenemos a las habituales de los sitios sociales. No hay gran diferencia y pretendemos que siga siendo así”, remarca.

Su siguiente meta es dar con la fórmula para destacar los mensajes que más interesan. Como es norma en tantas empresas de este tipo, no hay un modelo de negocio detrás. “No es primordial. Eso vendrá después, ahora es momento de crecer”, insiste mientras toma a Benny en sus brazos, la mascota de la empresa.

FUENTE: El País.

FORMACIÓN RELACIONADA:
-Máster en Derecho de Internet y Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

22 de agosto de 2014

GOOGLE SUPERA EL MILLÓN DE DENUNCIAS DIARIAS POR PIRATERÍA

Instituto Europeo Campus Stellae
Formación en Derecho en Internet y Delitos Informáticos
www.campus-stellae.com
info@campus-stellae.com

+0034 981 522 788





Google ha recibido 30.143.926 peticiones, con una media de un millón al día, para retirar enlaces a material que supuestamente viola los derechos de autor, una cifra que corresponde al pasado mes de julio y por la que se han visto perjudicadas 2.244 organizaciones y 4.547 usuario que pertenecen, sobre todo, a la industria de la música, cine, televisión y software.

El último publicado por Google, muestra que la cifra de peticiones ha experimentado un notable aumento en los últimos años. Mientras que en el año 2012 Google eliminaba cerca de un millón de enlaces al mes, durante 2014 el número de solicitudes ha alcanzado el millón diario, una cifra que no para de crecer.

La identificación de contenido pirata en la red se lleva a cabo gracias a la colaboración de los propios afectados y usuarios, que identifican la infracción de la ley de Propiedad Intelectual y remiten una solicitud en la que aparecen los dominios especificados para que Google pueda eliminar el vínculo de su búsqueda.

Según la web TorrentFreak, desde que se publican los datos relativos a estas prácticas, las solicitudes de retirada han pasado de unas pocas docenas de hace algunos años al millón diario de la actualidad. La pasada semana se procesaron hasta 7,8 millones de solicitudes para borrar resultados del buscador, un 10% más que la anterior semana

Esta web señala que cada 8 milisegundos desparece un resultado de Google relacionado con la piratería, mientras que en 2006 se borraba un resultado cada seis días. "Con esta comparativa de cifras ponemos en perspectiva el importante aumento de solicitudes que ha sembrado la controversia entre los usuarios. Material que no infringe los derechos de autor ha sido marcado en varias ocasiones por errores o abusos de las propias entidades gestoras de derechos", indica.

La web avisa que aunque Google cuenta con un buen sistema para detectar las peticiones erróneas o fraudulentas, en alguna ocasión se ha advertido la desaparición de resultados totalmente legítimos. "Por el momento, siguen aumentando las peticiones de borrado y se espera que estas sigan y sigan aumentando exponencialmente", concluye.

FUENTE: El País.

FORMACIÓN RELACIONADA: